respiracion-consciente-02-adab-blanes

La respiración es una actividad automática que puede controlarse de una forma consciente. Cuando respiras entra oxígeno en el flujo sanguíneo y se produce la energía que tu cuerpo necesita para funcionar.

Una buena respiración es la clave de la relajación de la mente y el cuerpo, es la llave de nuestra salud.

Como dijo Thich Naht Hanh: “La respiración es el puente entre la vida y la conciencia, la unión entre el cuerpo y los pensamientos”

Si aprendes a respirar bien notarás los efectos rápidamente, mejorando tu salud y tu energía, relajando el sistema nervioso, bajando los niveles de ansiedad, estrés, insomnio, cansancio y otras disfunciones.

RESPIRACIÓN-PENSAMIENTO-EMOCIÓN:

No siempre respiramos igual, puesto que el ritmo de la respiración se adapta a nuestras diferentes acciones cotidianas. Por ejemplo, cuando dormimos,  por lo general se activa la respiración abdominal o diafragmática, que se usa para relajarnos; y cuando necesitamos mucha energía activamos una respiración más rápida que nos dará un mayor aporte de oxígeno.

Prestar atención, observando  las variaciones de la respiración sin corregirlas,  facilita la actividad del diafragma, y por tanto, mejora la función respiratoria, siendo además  la base para un mayor conocimiento de una misma.

Un tipo de respiración adecuada en un momento puede irnos mal en otro, así pues, con una mayor consciencia de la respiración sabremos cómo respirar según lo requiera la situación.

Al adquirir conciencia de la respiración nos hacemos también más conscientes  de nuestras emociones, y constituye una manera básica para la meditación mindfulness o atención plena.

Con la respiración consciente podemos prevenir y paliar:

• Ataques de ansiedad
• Problemas cardíacos
• Depresión
• Dolor de cabeza
• Hipertensión
• Sistema inmunológico débil
• Insomnio
• Control del dolor
• Control del estrés
• Control de la ira

Respiración Consciente

Cuando respiras entra oxígeno en el flujo sanguíneo y se produce la energía que el cuerpo necesita para funcionar.

La respiración es la clave de la relajación de la mente y el cuerpo. Hay una estrecha relación entre pensamiento-emoción-respiración-movimiento, y darnos cuenta de las variaciones de la respiración es primordial para el auto-conocimiento.

En el taller experimentaremos varios tipos de respiración, y cada una de ellas puede ayudarnos en diferentes momentos de nuestra vida.

“Inhala, exhala, entra en el eterno fluir de la Vida. Inhala lo bueno, exhala lo malo. Aquieta tu mente y solo siente. Inhala el Presente, exhala el Pasado. Inhala Paz, exhala Confusión. Inhala fuerza, exhala debilidad. Siente el aliento de Vida en todo tu Ser”.

“La respiración consciente ayuda a mantener tu campo energético vibrando alto, tu campo magnético expandido, limpio y protegido”

Respirar conscientemente te permite sentirte de inmediato mejor, te trae al presente.

Cuando el pensamiento se vuelve repetitivo, sin inspiración, sin chispa creadora, la respiración consciente ayuda a crear vacíos entre ese torrente de pensamientos. La duración de esos vacíos no importa. Unos cuantos segundos bastan. Poco a poco se irán alargando por sí mismos. Más importante que la duración es la frecuencia.

Generando conciencia. Palabras de Eckhart Tolle

Al tomar conciencia de la respiración apartamos nuestra atención de los pensamientos y creamos espacio en la mente.

Si bien la conciencia plena existe ya como no manifiesta, con la respiración consciente  traes la conciencia a esta dimensión.

Toma conciencia de tu respiración. Nota la sensación de respirar. Siente cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. Nota cómo se expanden y se contraen ligeramente el pecho y el abdomen al inhalar y al exhalar. Una respiración consciente varias veces al día es una manera excelente de traer espacio a la vida.

Respirar no es realmente algo que hagamos, sino algo que presenciamos mientras sucede espontáneamente. La inteligencia de nuestro cuerpo se encarga de ella. No hace falta esfuerzo alguno. Nota también la breve pausa de la respiración, al final de la exhalación, antes de la siguiente inhalación.

La respiración de muchas personas durante la mayor parte del tiempo, es superficial. Mientras más se toma conciencia de la respiración, más se restablece su profundidad natural.

“Puesto que la respiración carece de forma, desde tiempos antiguos se la ha asimilado al espíritu, a la Vida única informe.

Es un objeto de meditación excelente y es uno de los fenómenos más sutiles y aparentemente insignificantes, lo “mínimo” que, según Nietzsche, es el ingrediente de la “mejor felicidad”. La meditación formal no reemplaza la acción de crear la conciencia del espacio en la vida diaria.

El hecho de tomar conciencia de la respiración nos obliga a estar en el momento presente, la clave de toda transformación interior. Siempre que tomamos conciencia de la respiración estamos absolutamente presentes. No se puede pensar y tomar conciencia de la respiración al mismo tiempo. Al respirar conscientemente se detiene la mente. Pero lejos de estar en trance o medio dormidos, estamos completamente despiertos y muy alertas. No caemos por debajo del pensamiento sino que nos elevamos por encima de él. Y si observamos más atentamente, descubrimos que esas dos cosas, estar completamente en el momento presente y dejar de pensar sin perder la conciencia, son una sola: el surgimiento de la conciencia del espacio.

La respiración es el contacto directo con la energía del espíritu que está presente en este Universo,… todo lo que tiene vida respira,.. plantas, animales, células, etc… es un mecanismo muy particular, puede ser automático o consciente. Cuando es automático sobrevives, continuas viviendo sin darte cuenta. Cuando la respiración pasa a ser consciente, te das cuenta de que estás vivo, presente, consciente.”

Eckhart Tolle sobre la Respiración Consciente

Te puede interesar:

Saber respirar de manera consciente

Yoga

Para más información e inscripciones contacta

Teléfono: 696 673 340

El cartel corresponde al año 2018, en el 2019 hacemos sesiones individuales!!


respiració conscien Daina