La Sanación Reconectiva

La sanación reconectiva es una terapia energética descubierta por el Dr. Eric Pearl, que sirve para tratar cualquier problema de salud. Es muy poderosa, ya que la energía transmite “luz e información” al paciente.

Vista desde fuera, una sesión de sanación reconectiva es similar a una de Reiki: la paciente está acostada, y la terapeuta va pasando las manos por encima de su cuerpo, sin tocarla. Pero hay dos diferencias importantes:

En el Reiki, la terapeuta debe concentrarse en enviar energía a través de sus manos hacia la paciente. En la sanación reconectiva, en cambio, la terapeuta no envía nada, se mantiene en estado meditativo siendo un canal entre la energía que llega y la paciente. También es muy efectiva a distancia.

Cuando se hace Reiki, la terapeuta debe ir poniendo las manos en una serie de posiciones concretas y preestablecidas. Por el contrario, la sanación reconectiva está completamente libre de símbolos y procedimientos. La única consigna a seguir es estar atenta: la terapeuta observa cualquier movimiento involuntario que pueda producirse en la paciente, toma contacto con el campo áurico de la misma, y simplemente hay que ir sintiendo y fluyendo con la energía.

Cada persona reacciona diferente a la sesión: las personas muy mentales se relajan tanto que se duermen, o casi, y las más perceptivas tienen sensaciones diversas, como hormigueos, cosquillas, caricias, visiones, palabras o frases (mensajes) que les llegan, olores, etc.

He comprobado que personas con una lumbalgia tan fuerte que caminaban dobladas, podían levantarse perfectamente y sin dolor después de la sesión. Y he visto cómo las personas reaccionaban muy positivamente, con un sentimiento de paz, de tranquilidad, de agradecimiento, de felicidad… realmente sintonizadas con ellas mismas, con la Vida, con el Universo…

La mente es un campo energético de pensamiento. A través de la reconexión accedemos a información contenida en otros planos. Todas las dimensiones y todos los tiempos ocurren a la vez, en ese momento, y esa luz e información recibida actualiza a la persona, va exactamente al lugar que necesita ser sanado, activando el reequilibrio físico y mental.

A nivel personal he sentido y he visto tantas cosas increíbles e inexplicables con la sanación reconectiva que, para mí, es una de las terapias más interesantes y poderosas que conozco.

Sencilla y efectiva, sólo hay que permitirse, confiar y experimentar…

Para conocerla un poco más, es recomendable leer el libro de Eric Pearl: “La Reconexión”, y/o hacerte 3 sesiones.

Contacta

También te podría gustar...