Un espacio para experimentar Bioenergética, Danza Libre, 5 Ritmos, Biodanza

      Conectar con lo que hay para aprender a amar lo que es

A través del movimiento, la meditación, el acompañamiento y el contacto, encontramos nuestra esencia, lo que hay en el momento presente.

Un trabajo hermoso y profundo, de integración de los centros energéticos corporales, que desbloquea la “coraza muscular”.

diverdrala

El MOVIMIENTO COMO FUENTE DE TRANSFORMACIÓN.

Cuando comenzamos a movernos comienzan a moverse emociones (energía), creencias, deseos, anhelos, cuyas memorias estaban reprimidas en nuestro interior, constituyendo las “corazas energéticas”

El movimiento, el ritmo, la expresión, el contacto, el masaje, la meditación, nos dan la oportunidad de reencontrarnos con aspectos nuestros que casi hemos olvidado: vitalidad, fuerza, alegría, gozo, libertad, voluntad, amor, creatividad, conciencia de unidad. Esta ampliación de la conciencia de “quién soy” impacta y transforma  nuestra manera de estar en el mundo,  de relacionarnos con nosotras mismas y con las demás.

El Movimiento Expresivo produce una expansión de la energía que vitaliza todo el cuerpo y la mente, desbloqueando tensiones musculares. Es un proceso creativo donde cada una se encuentra consigo misma, con su vitalidad y su fuerza, con libertad y alegría. También puede ser un encuentro con el dolor, con la necesidad de sentirse acogida, con la posibilidad de recibir, con la capacidad de dar y conectar con los demás, con el pudor, con el derecho a expresar rabia y sentirse aceptada. Con todo lo que una es y con todo lo que hay en el momento presente.

SOBRE LOS SIETE CENTROS DE ENERGÍA

Según la teoría de los siete centros de energía desarrollada por el Yoga (chakras), cada uno de estos centros deben encontrarse equilibrados, para tener un buen flujo energético del cuerpo/mente.

1er chakra, Centro Bajo o raíz: en la base de la columna vertebral, es el generador de la energía y el responsable de la salud orgánica: nos conecta con la fuerza vital, la seguridad, la autoafirmación y la confianza en una misma, aportando solidez y constancia. Nos da la fuerza necesaria para defender el espacio propio y poner límites, para materializar un proyecto, una idea. El primer Chakra representa la vida de la materia, el sentimiento de pertenencia a un grupo, la supervivencia, el estar enraizada en la Tierra, el criterio de realidad.

2º chakra, Centro Lumbo-Sacro: abarca la región lumbar y la pelvis. Es el distribuidor de la energía generada por el primer chakra. Es el centro de la sensualidad y la sexualidad. Sentimos la capacidad de disfrutar de la vida, de unirnos a otros en un clima de alegría y libertad. Sus cualidades son la fluidez, la flexibilidad, la espontaneidad, la alegría y el placer de vivir.

3er chakra, Centro del Plexo Solar, o Centro Medio: Rige la vida emocional. Poder expresar las emociones guardadas produce gradualmente una limpieza energética necesaria para avanzar en la vida. En la medida que esto ocurre aparece la ternura, la empatía y el sentido estético unido a la belleza como cualidades propias de este centro. Comenzamos a apreciar el lado positivo de la vida, elegimos nuestra vida y nos hacemos responsables de nuestras elecciones. Podemos elegir ser felices.

4º chakra, Centro Cardiaco: Rige los sentimientos y las relaciones. Confianza, compasión, ayuda, generosidad, entrega, nobleza, son las energías naturales de este centro cuando está equilibrado. Es, además, un centro de ideales y aspiraciones que guían nuestra conducta. Equilibrado  puede manifestar el amor incondicional, que sana las relaciones. La autoestima y la auto-identidad generan capacidad de servicio, igualando el dar y el recibir.

5º chakra, Centro Laríngeo: Rige la auto-expresión y la comunicación. Cuando está equilibrado decimos lo que pensamos y sentimos de una forma ordenada y clara. Puede ser  un centro de control si el juicio y la crítica ejercen una función represora sobre los aspectos de nuestra vida: “No debo”, “esto es bueno, o es malo”. Aguantar lo que me disgusta, hacer lo que no quiero para responder a expectativas externas produce un alejamiento y  una desconexión de lo que siento, lo que deseo y soy. Soltar la auto exigencia, darnos cuenta de las creencias e ideas que rigen nuestra vida, y poder cambiarlas, es el trabajo del centro laríngeo.

6º chackra, Centro Frontal: Asiento del “Yo Superior”; el “observador imparcial” nos muestra el camino de la aceptación de todo lo que acontece dentro y fuera de nosotros, sin juzgarlo. Representa la Mente Creativa. La intuición y la visión. Lo equilibramos con la atención en el aquí y el ahora, estando presentes, sin apegos al pasado ni preocupados por el futuro.

7º chakra o Centro Coronario nos conecta con lo transpersonal. La intuición de ser parte de algo más grande que nosotros mismos. “Consciencia Espiritual”. Inspiración. Podemos despertar este nivel de conciencia con la Meditación.


Te puede interesar:

Danzaterapia

Taller de Bioenergética y Biodanza

Enlaces recomendados:

El sistema de centros de energía

La gente necesita bailar, sea como sea


Para más información e inscripciones contacta
Teléfono: 696 673 340

centros-de-energia