Yoga Nidra

El Yoga Nidra, es una poderosa técnica en la que aprendemos a relajarnos de manera consciente. El estado de relajación se alcanza cuando la consciencia se separa de la experiencia exterior (órganos sensoriales) y del sueño, entonces la mente se aquieta y se vuelve muy poderosa. En este estado podemos mejorar el esquema corporal, la capacidad de concentración, desarrollar la memoria, aumentar el conocimiento, la creatividad, descubrir nuestro potencial interior, reestructurar la mente… por lo que se practica generalmente para el crecimiento y la evolución personal y espiritual.

Se deriva de la antigua práctica tántrica Nyasa, y es una importante técnica de meditación y relajación profunda desarrollada por Swami Satyananda Saraswati

Yoga Nidra puede traducirse como “sueño psíquico” o “sueño consciente”. Es un estado de sueño con plena lucidez, en el que la mente permanece en la frontera entre la vigilia y el sueño. Como es muy difícil mantenerse en este estado, habrán momentos en los que la consciencia se dirigirá hacia el exterior a través de los sentidos y nos despertaremos, y otros en los que se deslizará hacia el sueño y nos dormiremos.

Con la práctica, la consciencia tiende a estabilizarse a nivel del “sueño consciente”. En este estado la mente está muy receptiva, la consciencia está operando en un espacio donde puede contactar con las dimensiones subconsciente e inconsciente, permitiendo manifestarse el potencial que permanece en estos niveles profundos de la mente. Parece como si se construyera un puente entre consciente e inconsciente, que los antiguos yoguis llaman ANTAKARANA, y a través de ese puente se puede establecer una comunicación tanto por un lado como por el otro, permitiendo que aparezcan soluciones para resolver conflictos, enviando mensajes para cambiar hábitos o mejorar en algún campo, y abriéndonos a la posibilidad de encontrar respuestas que nos ayuden a nuestro verdadero propósito en la vida.

Es sanador, puesto a través de la auto-observación, reconocemos nuestro mundo interior y podemos limpiarlo.

CUÁNDO PRACTICAR YOGA NIDRA

Cuando sientas que lo necesites, a ser posible a la misma hora todos los días. Mejor  por la mañana temprano, o antes de acostarte, para inducir un sueño profundo y reparador.

Está contraindicado practicar Yoga Nidra en los casos en los que se haya padecido epilepsia o haya habido brotes psicóticos.

Podría suceder  alguna fuerte reacción emocional si afloran impresiones mentales almacenadas en el inconsciente  sin resolver.  Para resolverlos hay que observarlos con “consciencia de testigo”, sin juzgar ni analizar, sin identificarte, aceptando que todo forma parte de nuestro proceso evolutivo. Entonces, dejamos de reprimir o apegarnos los recuerdos y emociones que vienen dadas por la dualidad de las experiencias de la vida (sufrimiento – gozo).

El Yoga Nidra debe practicarse en una habitación ventilada, sin corrientes de aire, con una temperatura agradable, en semioscuridad, tumbado sobre la espalda, en Shavasana (cuerpo en el suelo sobre una colchoneta, manta o alfombra,  brazos separados, palmas de las manos hacia arriba y piernas separadas, dejando que los pies se abran hacia fuera. Cojines bajo las rodillas, manteniendo la separación de las piernas, y debajo de la cabeza y de los talones de los pies, lo más cómoda posible.  El riesgo es dormirse, aunque si sucede, retomas la práctica y no pasa nada,  con la práctica aprenderás a permanecer en el estado entre la vigilia y el sueño.

Ropa cómoda y ligera, y una manta, pues durante el Nidra desciende la tensión arterial, las pulsaciones sanguíneas y la temperatura corporal.

En las distintas etapas del Yoga Nidra, la consciencia se irá retirando del exterior, de los sentidos, del cuerpo físico, de la respiración, de las emociones, y de los pensamientos, y se abre a la percepción del Ser Superior.

SANKALPA O RESOLUCIÓN

El Sankalpa es una resolución que se repite mentalmente tres veces al principio y al final del Yoga Nidra. Tiene que ser corta y positiva, pues al repetirla en estado de relajación, sintiéndola y visualizándola, será una orden para  la mente subconsciente,  que luego se manifestará a nivel consciente, aportando cambios en la personalidad y en la vida. Un ejemplo de Sankalpa “yo duermo perfectamente”,  acompañando esta resolución con imágenes en las que te ves durmiendo profundamente.
Tener claro el Sankalpa antes de iniciar la práctica y repetir siempre el mismo Sankalpa hasta que se haya hecho realidad. El  propósito del Sankalpa, es influir y transformar todo el patrón de vida para que nos influya a nivel físico, emocional, mental, y espiritual. Si formulamos un Sankalpa que nos influya en toda nuestra naturaleza, nos ayudará a despertar el potencial interno, y todos los demás aspectos de nuestra vida también se transformarán.

Ejemplos de Sankalpa:

  • Mejoro cada día en todos los aspectos
  • Tengo confianza y seguridad
  • Tengo armonía física y mental
    Si deseas una sesión, Contacta

Para saber más:
concienciasinfronteras.com

También te podría gustar...